Campañas de Petro y Duque están de acuerdo en abrir el diálogo tras la segunda vuelta

Los representantes de ambas campañas expresaron que es posible dialogar entre opuestos para llegar a consensos en temas estructurales para el país. Gane quien gane, deberá haber un diálogo nacional, fue la respuesta de los delegados de los candidatos a la Presidencia de la República en el encuentro internacional “Diálogo entre opuestos”.

dialogo_opuestos_ultimo.jpeg

El conversatorio se denominó "Un diálogo posible entre las campañas de Petro y Duque", en el marco del Encuentro internacional de "Diálogo entre opuestos"./Mauricio Alvarado.

Este jueves se encontraron delegados de los dos candidatos que se disputarán la Presidencia de la República el próximo 17 de junio, cuando se desarrollará la segunda vuelta electoral. Jorge Rojas y María José Pizarro (de la campaña de Gustavo Petro), y Rafael Guarín y Jorge Mario Eastman (de la campaña de Iván Duque), se encontraron en un mismo escenario para hablar sobre la importancia del diálogo entre opuestos.

Ese era el objetivo del Encuentro Internacional de Diálogo entre Opuestos en Procesos de Transición, un evento organizado por la Plataforma de Diálogos Improbables y Colombia2020 de El Espectador, en alianza con el Fondo Fiduciario de la Unión Europea para Colombia, la Fundación Ford, la Embajada de Suecia, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), la Fundación Ideas para la Paz, y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Lea también: “Hay que modificar el acuerdo de paz para garantizar su futuro”: Carlos Holmes Trujillo

Partiendo de la pregunta, ¿qué hace falta en Colombia para lograr consensos?, los voceros de ambas campañas reconocieron en que el país necesita construir el método para dialogar sobre su pasado. Por ejemplo, los exviceministros de Defensa Jorge Mario Eastman y Rafael Guarín, asesores del candidato presidencial Iván Duque, respaldaron la posibilidad de abrir espacios de diálogo entre el Gobierno y la oposición para evitar nuevas dinámicas violentas en la sociedad, si llegaran a ser gobierno el próximo 17 de junio.  

“¿Qué pudiera conspirar contra la posibilidad de generar esos espacios en un futuro gobierno? La primera: en una democracia todo debería ser tolerable, excepto la intolerancia misma. La intolerancia es el uso de la violencia para solucionar nuestros conflictos. Lo único que no debemos tolerar es que la violencia no debería ser una opción”, aseguró Eastman.

Lo asegundó la representante a la Cámara por Bogotá, María José Pizarro, quien también es vocera del candidato a la presidencia Gustavo Petro. “Nos ha faltado el reconocimiento del otro, es decir de las experiencias de seres humanos y de ideologías diversas que han existido en el país, pero que no han sido escuchadas. La primera tarea es escucharnos. En ese gran diálogo que queremos hacer”, puntualizó. 

También hubo coincidencia en que es necesario el respeto por el otro, la vida física y moral de quienes defienden sus ideas. Una vez superado ese escenario, dijo el exviceministro Eastman, deben alcanzarse consensos colectivos alrededor de temas como la salud, la reforma pensional y la reforma tributaria. “Lo que puede generar esa esperanza colectiva es un pacto por la educación. No es un cliché bacano, sino que permite al Gobierno y a la oposición acercarnos y que como nación debemos empezar a reconocer”, puntualizó.

Lea también: “Tenemos que dar la vida por la paz y por la verdad”: Francisco de Roux

Por su parte, Jorge Rojas, exsecretario de integración social de la Alcaldía de Bogotá, le echó una pulla al senador del Centro Democrático Álvaro Uribe, a quien le dijo que en Colombia también cabían “los no heterosexuales”. “Si nosotros nos miramos los que estamos aquí nos damos cuenta de que no todos somos hombres, que no todos somos “no heterosexuales”, que no todos tenemos el mismo color de piel. No todos somos iguales. Debemos convivir en medio de la diferencia. Deberíamos preguntarnos: ¿qué han hecho otros países con historias de guerra para construir acuerdos? El problema no es que haya polos opuestos en la sociedad, sino que se reúnan para construir proyectos conjuntos”, reiteró Rojas.

De todas maneras, dejaron ver las diferencias de ambas campañas. Las diferencias en el proyecto de país, sin desconocer que en un futuro próximo es posible sentarse para construir la nación donde quepamos todos.